lunes, 22 de mayo de 2017

Mujeres extraordinarias "Gloria Fuertes"

Estar en una charla sobre Gloria Fuertes ha sido un hallazgo, siempre se aprende algo más de ella. La conocíamos por sus trabajos y poesías para los niños y letras sencillas  para ellos. Y por los programas que hizo en tv. Pero es ha sido un gran descubrimiento de esta gran persona y una gran poetisa.  Nos ha dejado un buen legado en poesías para adultos que nos ha maravillado. Este vídeo ha sido el que nos pusieron para saber un poco más de ella y su Biografía (La mitad invisible 2012)

video sobres su vida



Gloria Fuertes fue una escritora española, nacida en Madrid el 28 de julio de 1917 y fallecida en la misma ciudad el 27 de noviembre de 1998. Provenía de una familia muy humilde y, dado que su padre trabajaba como portero, debieron mudarse en varias ocasiones, lo cual repercutía en la estabilidad escolar de Gloria. Cuando tenía diecisiete años, el fallecimiento de su madre la obligó a trabajar; contaba con una amplia preparación académica, lo cual le permitió obtener un puesto en el departamento de contabilidad de una fábrica metalúrgica. Esto no la alejó de las letras, ya que aprovechó cada rato libre para escribir poesía. Al año siguiente, pudo publicar sus primeras obras y también comenzó a dar recitales en Radio Madrid. A partir de ese momento, colaboró con diversas revistas, como ser la infantil Maravillas (ofreciendo historietas, cuentos y poemas), Chicas, Postismo y Cerbatana.
Entre los libros de su autoría encontramos los poemarios "Isla Ignorada", "Antología Poética", "Aconsejo beber hilo" y "Poemas del suburbio", así como la obra de teatro en verso titulada "Prometeo". Gloria recibió el Premio Guipúzcoa de poesía, el "Lazarillo", la Beca March para Literatura Infantil y fue diplomada honorífica del Premio Internacional Andersen, también por obras para niños.Entre muchas más obras que es difícil enumerar.

Estuvimos debatiendo sobre su obra y aportamos algunas poesía  recitadas de ella. Estas son algunas poesías de ella. 
                              gloria culturainquieta

Al borde

Soy alta;
en la guerra
llegué a pesar cuarenta kilos.

He estado al borde de la tuberculosis,
al borde de la cárcel,
al borde de la amistad,
al borde del arte,
al borde del suicidio,
al borde de la misericordia,
al borde de la envidia,
al borde de la fama,
al borde del amor,
al borde de la playa,
y, poco a poco, me fue dando sueño,
y aquí estoy durmiendo al borde,
al borde de despertar.


                     Carla 2A
Gloria Fuertes es uno de los referentes de la literatura  infantil española del siglo XX. Aunque son muchas las facetas literarias y musicales que cultivó, la dedicada a la producción para niños es la más conocida.

Entre muchos otros premios, fue galardonada con el diploma de Honor del Premio Internacional de Literatura Infantil Hans Christian Andersen. Este año se conmemora el centenario de su nacimiento, desde Cultura Inquieta haremos nuestros particulares homenajes a la entrañable y maravillosa Gloria Fuertes.


 gloria culturainquieta2

Nací para poeta o para muerto...

Nací para poeta o para muerto,
escogí lo difícil
—supervivo de todos los naufragios—,
y sigo con mis versos,
vivita y coleando.

Nací para puta o payaso,
escogí lo difícil
—hacer reír a los clientes desahuciados—,
y sigo con mis trucos,
sacando una paloma del refajo.

Nací para nada o soldado,
y escogí lo difícil
—no ser apenas nada en el tablado—,
y sigo entre fusiles y pistolas
sin mancharme las manos.



Isla ignorada

Soy como esa isla que ignorada,
late acunada por árboles jugosos,
en el centro de un mar
que no me entiende,
rodeada de nada, sola sólo.
Hay aves en mi isla relucientes,
y pintadas por ángeles pintores,
hay fieras que me miran dulcemente,
y venenosas flores.
Hay arroyos poetas
y voces interiores
de volcanes dormidos.
Quizá haya algún tesoro
muy dentro de mi entraña.
¡Quién sabe si yo tengo
diamante en mi montaña,
o tan sólo un pequeño
pedazo de carbón!
Los árboles del bosque de mi isla,
sois vosotros mis versos.
¡Qué bien sonáis a veces
si el gran músico viento
os toca cuando viene el mar que me rodea!
A esta isla que soy, si alguien llega,
que se encuentre con algo es mi deseo;
manantiales de versos encendidos
y cascadas de paz es lo que tengo.
Un nombre que me sube por el alma
y no quiere que llore mis secretos;
y soy tierra feliz que tengo el arte
de ser dichosa y pobre al mismo tiempo.
Para mí es un placer ser ignorada,
isla ignorada del océano eterno.
En el centro del mundo sin un libro
sé todo, porque vino un mensajero
y me dejó una cruz para la vida
para la muerte me dejó un misterio.
                 

¡¡Esta es mi aportación para homenaje  en el  centenario de  esta gran mujer y  poetisa Gloria Fuertes!!

viernes, 19 de mayo de 2017

Paseo por Donosti 2ª parte


Este segundo paseo por Donosti lo podemos realizar dependiendo de la hora que sea, a mediodía visitamos la parte vieja, la Plaza de la Constitución, podemos tomar unos aperitivos o comer bien de pintxos. Si eso es así no hay mejor lugar que visitar unos cuantos bares entrando por la parte de la Brecha y recorriendo las calles. 

La Plaza de la Constitución. En la misma tienen lugar la mayoría de los acontecimientos festivos de la ciudad. Sus coloridas fachadas, con números pintados en cada balcón, nos recuerdan que antiguamente fue una plaza de toros.



Plaza de la Constitución
Monumento al soldado de la  tamborrada 



Parte vieja y Nª Sra. del Coro


El lugar más visitado de Donostia es, sin duda, la Parte Vieja. Está situada al pie del monte Urgull, encajada entre el puerto y la desembocadura del río Urumea, y fue construida tras el incendio de 1813. Sus calles, llenas de tiendas, restaurantes, bares de pintxos y sociedades gastronómicas, suelen estar totalmente animadas en cualquier época del año.

Pintxos en la barra de  los bares 






     Los puntos destacados de la Parte Vieja y la conocida como "Sabores de San Sebastián" nos permite descubrir los estupendos y célebres pintxos.








Dentro de este recinto están dos de los templos religiosos más importantes de la ciudad: la Basílica de Santa María del Coro y la Iglesia San Vicente.


Sta. Mª del Coro  
 Iglesia de San Vicente                    


La catedral del Buen Pastor de  San Sebastián  es la sede de la diócesis de San Sebastián, perteneciente a la  archidiócesis de Pamplona. El edificio religioso más notorio de la capital guipuzcoana, dotado de una acusada verticalidad, y el más grande de Guipúzcoa, su construcción tuvo lugar en los últimos años del siglo XIX en un estilo historicista neogótico. Desde 1953 ostenta el rango de catedral. La iglesia de Nª Sra del Coro y la Catedral se enfrentan en una recta de calle.
                                   












Cabe visitar, también, el Museo San Telmo, situado en un antiguo convento.El edificio originario del museo es un antiguo convento de frailes dominicos, construido en la falda del monte Urgull a mediados del siglo XVI gracias al mecenazgo del noble guipuzcoano Alonso de Idiáquez, Secretario de Estado del emperador Carlos V. Las obras se iniciaron en 1544 y finalizaron en 1562.

Es un edificio de transición entre el estilo gótico y el renacentista, ya que a pesar de su estructura goticista, incorpora en su alzado una serie de elementos renacentistas. Una de las grandes originalidades de este antiguo convento estriba en la ubicación del claustro: lo habitual es que esté colocado en el lateral de la iglesia, pero en este caso, por las limitaciones de espacio que imponía el monte, se erigió al pie de la misma.


 



Comer en el puerto en alguno de los muchos de los restaurantes de la Parte Vieja también es otra buena opción.


















Pasear por el puerto y disfrutar del sabor marinero, el sol y la brisa del mar. Otra visita que no os podéis perder si vais con niños es  visitar el Aquarium
 
 
Puerto de Donosti

Puerto de Donosti

Parte vieja hacia el puerto 
Zona del Aquarium


Aquarium
Aquario a orillas del mar con peces de la región y exposiciones sobre la historia naval y pesquera de la zona.Tiene dos partes, una de museo con maquetas de barcos, maquetas de la pesca de ballena y como se elaboraban productos de artes de pesca y otra parte de acuario. 

En el Aquarium

Viendo el tiburón en el aquarium

Y otro edificio que ahora se puede  visitar es Palacio Foral de la Diputación de Guipúzcoa, ayer precisamente estuve con la Asociación Pagatxa haciendo  esta visita. 

 


Cerrando el lado occidental de la bella plaza porticada de Gipuzkoa, proyectada en estilo neoclásico isabelino por José Eleuterio de Escoriaza en 1867, se levanta el Palacio de la Diputación Foral. Inicialmente fue construido para albergar dos edificios destinados a la Administración estatal -fruto de la permuta por los terrenos del Campo de maniobras- y al Palacio de la Provincia, cedido a ésta como compensación por parte del camino de Oriamendi, absorbido por el Ensanche. El conjunto del edificio fue terminado en 1885.


El mismo año 1885 un incendio destruyó el edificio, con excepción de fachadas y cimentación. Se encargaron de realizar un nuevo proyecto, aprovechando los elementos salvados del incendio, los arquitectos Luis Aladrén y Adolfo Morales, que respetaron en términos generales el proyecto original de Goicoa. El nuevo edificio se terminó en 1890. Tras un proceso de permutas que tuvo lugar entre 1911 y 1948, la Diputación ocupó la totalidad del edificio.

Su planta es rectangular. Una arquería constituye el elemento de unión con el resto de la plaza de Gipuzkoa. El cuerpo central es más ancho que los laterales, destacando en él una columnata de orden gigante, limitada por dos cuerpos avanzados dotados de columnas adosadas y amplios frontones curvos en el ático. Completan la decoración cinco óculos que albergan sendos bustos de egregios guipuzcoanos: Urdaneta, Elcano, Oquendo, Lezo y Legazpi. Por encima de estos, el escudo del Territorio Histórico. El diseño general de este cuerpo suele compararse por sus similitudes con el edificio de la Ópera de París, obra de Garnier.

Los cuerpos laterales, más sencillos, son simétricos y se caracterizan por la presencia de pilastras. El conjunto puede clasificarse dentro del eclecticismo en su variante neobarroca.

En su interior destaca el vestíbulo, cuya altura comprende planta baja y entreplanta, concebido como marco monumental para la escalera de honor, de tipo imperial y recubierta de mármol blanco. Una vidriera (Echenagusia, 1890) preside la misma, representando la jura de los fueros guipuzcoanos por parte de Alfonso VIII. Entre las dependencias de la planta noble destaca el Salón de Recepciones, la Sala de Gobierno, el Salón de Sesiones, el denominado Salón de la Reina (por el retrato que en él se conserva de María Cristina de Habsburgo ), la Biblioteca, el Despacho del Diputado General y las dos vidrieras que cierran los patios laterales (Maumejean Hermanos)



¡¡Hasta aquí esta 2ª parte del paseo por  Donostia!!