viernes, 25 de marzo de 2016

ARRUGAS EN LA SABANA II " Se desmayó" 9º Cp.

                                                         SE DESMAYÓ

                                                 
                                                                                   Escaleras estudio de Carmina

    Salvador se levantó y decidió quería ver a Carmina. Ostentaba zapatos lustrosos y se peinaba apresuradamente. Salió deprisa de su casa. La mañana estaba oscura, ventosa y la lluvia caía copiosamente. Iba en mangas de camisa, recién planchada, las gotas de lluvia la mojaban.  Pasó antes por el despacho, llamó por teléfono a Carmina y supo que estaba en el estudio. Abrió el cajón de su mesa y cogió el sobre con el vídeo.

     La escalera se hallaba sumida en la oscuridad y una ráfaga de lluvia entraba por el cristal roto del rellano apagando las cerillas que Salvador prendía para orientarse. Pasó cerca de una pareja que se abrazaba en la oscuridad, y la risa suave de la muchacha le persiguió escaleras arriba cuando tropezó con un peldaño. Por fin llegó, jadeante, y agotado ante la puerta de la pintora. Pulsó el timbre con impaciencia. Al oír que se acercaba, soltó el botón. Carmina abrió la puerta, su oscura silueta se perfilaba contra la luz mortecina colocada muy arriba, en el techo del pasillo.
   Salvador entraba con el sobre en la mano,  se quedó detenido en el pasillo, permaneció totalmente inmóvil y luego se volvió paulatinamente hacia ella. Tenía los labios lívidos. Se llevó la mano al pecho y....

   —¡Salva, Dios mío! -exclamó, con voz que no parecía la suya-

   —¡Ay! ¡ Qué dolor! ¡No puedo respirar!

  En un instante cayó desplomado al suelo.

     Carmina le agarró, sosteniéndole por debajo de la espalda, mientras la cabeza caía sin apoyo. Cogió un cojín que se lo colocó debajo de la cabeza y rápidamente llamó a un Centro médico. Una ambulancia medicalizada llegó enseguida con un médico y una enfermera dándole los primeros auxilios. Salvador vino en sí, se quejaba de dolor en el brazo y opresión en el pecho. Le dieron una pastilla debajo de la lengua y le administraron oxígeno. El médico con su bata blanca permaneció un rato auscultando a Salvador, mientras la enfermera tomaba los datos, preguntando qué había pasado.
Decidieron trasladarle al hospital, tenía todos los síntomas de un  Infato.

       —¿Es usted su mujer? -le preguntó la enfermera-

        —¡No!, Soy una amiga, le daré el teléfono de su casa para poder avisar a su esposa.
  En el hospital volvieron a examinarle y le hicieron todas las pruebas necesarias. Mientras Carmina esperaba en la sala contigua en urgencias. El médico después de media hora salió y se limitó a afirmar que Salvador se encontraba bien, estabilizado y consciente.

   —¿Puedo verlo? -preguntó Carmina.

   —¡Sí! sólo un  rato  de momento no puede recibir visitas, pero él preguntó por Ud. espere un rato en la sala, enseguida pasará a verlo unos minutos.

    Carmina estuvo un cuarto de hora en la sala. Le llamó la enfermera:

       —Puede pasar a verlo. pero solo media  hora.

    Entró en boxes. cerrando la puerta tras sí. A un lado del lecho aparecía una luz amortiguada y en la penumbra de un rincón de la habitación la presencia de una enfermera sentada. Debajo de la sabana el cuerpo de Salvador parecía infantil y frágil sobre la cama. Tenía un resuello ronco e irregular. Si aspecto era patético. Tenía un máscara sujeta en la mejilla. Al entrar Carmina y colocarse cerca de él, Salvador agitó casi imperceptible los dedos de una mano en señal de saludo.
      
         —No debes preocuparte de nada, estás en buenas manos, te atienden los mejores médicos del hospital. Todo se arreglará.-Le susurró Carmina-

   Salvador emitió un sonido que Carmina tomó por una sonrisa. Se percibió como un crujido en el lugar donde estaba la enfermera, la media  hora pasó  rápido.

      —Señora debe de salir, no se puede fatigar el enfermo. -Le indicó la enfermera.

     —¡Un minuto! un minuto más, para despedirme por favor.

 Carmina le dio un beso de despedida en la mano. Y Salvador le suplicó:

        —¡No me dejes!

     —No, no te dejaré, vendré  a la tarde. Y ahora más vale que descanses.

   Él se agarró a la muñeca de la mano de ella, sus dedos ligeros se desplazaron hasta su mano.

       —Una cosita más, -insistió Salvador-

    —Siss... -dijo la enfermera desde el rincón y se levantó de su asiento: -Debe descansar, indicó al enfermo-

       —¿Has avisado a mi casa?

       —Si, ya han avisado.

    —¡Salvador!-ordenó la enfermera señalando a Camina con la cabeza que se marchara.

       —Tiene que dejar marchar a su amiga.

       —Y ahora tiene que estar tranquilo.

   Salvador volvió la cabeza en la almohada y Carmina abandonó la habitación.

  En la entrada del  hospital la pintora se cruzó con Charo. No se conocían personalmente, pero Carmina la reconoció por las fotografías que había visto de ella. Pasó sin decirle nada. Salió del hospital, cogió el autobús de línea y volvió a su estudio.

     Su esposa preguntó en recepción por Salvador. Y allí le indicaron la unidad en la que estaba. Todavía seguía en urgencias. Charo habló con el médico que le atendía y le puso al corriente de la situación.

     —¿Es usted su esposa?- preguntó el médico-

  —Si, ¿por favor me puede decir que le pasa a mi marido?

      —¡Bien señora! Su marido ha tenido una crisis de angustia, pensábamos que se trataba de un infarto al  corazón pero, las pruebas nos remiten a algo más leve, por ahora. Su marido ha sufrido un impacto que le ha llevado a este estado de ansiedad.

     —Si, ayer recibió la noticia de que han asesinado a un buen amigo en Albania. Y eso ha podido ser el detonante.

   —¿Quién lo trajo?,

   —Lo trajo una ambulancia medicalizada desde un domicilio donde dieron el aviso.
   
   —¿Puedo pasar a verlo?
   
   —Si, pase por favor.

    Charo pasó al Box. La enfermera seguía sentada en el rincón. Salvador estaba con los ojos cerrados y respiraba tranquilamente a través de la máscara de oxígeno. La enfermera musitó en voz baja a Charo que no hablaría que se acababa de dormir. Ella preguntó a la enfermera si se podía quedar ella a acompañarle. Esta le dijo que dado que estaba en observación tendría vigilancia las 24 horas siguientes. Le sugirió que se fuera a su casa y volviera por la tarde.

Carmina descendió del autobús. Arrugó el billete del bus y lo tiró.  Pensaba hacer algún recado. Consultó su reloj y se dio cuenta que era muy tarde. Habían pasado toda la mañana en el hospital pendiente de Salvador. Y se había  olvidado de la hora. Se moría de hambre, fue a su casa y preparó la comida. Con sus hijos procuró disimular  lo acontecido. Cuando llegó su esposo le refirió las noticias de los periódicos:

      —Carmina ¿has leído hoy el periódico? 

    —No, no me ha dado tiempo a leerlo, me fui temprano a mi estudio y hoy no he leído.

      —¿Ni has escuchado la radio?

     —No, no he oído la radio, puse música toda la mañana. -Carmina trataba de disimular-

    —En todos los periódicos dan la noticia de la muerte a tiros del periodista que conocimos el día de la inauguración en Donosti. El jefe del diario El Cultural.

   —¡Cómo dices! -trata de disimular- ¿Qué han matado al Sr. Argimiro?

     —¡Eso mismo!, Eso son las noticias del día.


   —Carmina, lo mataron ayer en Albania, en una emboscada, a él y a dos soldados españoles.



    Carmina a pesar de saberlo no tuvo tiempo de pensar en Argimiro sino en su amado que estaba en el hospital. 

             
                                     Pintado al óleo                  



 continuará....


derechos registrados

Mª  Carmen Píriz García - registro: 0910304797905


















lunes, 21 de marzo de 2016

ARUGAS EN LA SÁBANA I ª La guerra se llevó a su amigo" 9º Cp.

                 La guerra se lleva a su amigo
                             
                                         Foto de guerra cogida de internet  

   Habían pasado dos semanas,  una vez acabada la jornada en la redacción Salvador estaba ordenando su mesa. Por la pantalla asoma un teletipo de la agencia Efe.

<Emboscada en Albania, fallecen dos soldados y un periodista español>, en la región de Tropoje, en la frontera norte de Albania, cuando me encontré en el medio de tiros de kalashnikov de bandas mafiosas y miembros del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK).

   No indican los nombres ni documentación alguna, Salvador llama a Rosa:

      —¡Rosa! Ven rápido, mira esta noticia, vamos a averiguar de quien se trata, llamaremos a la agencia.

  A Salvador le dio un vuelco el corazón, sus manos le temblaban, y su semblante pálido contrastaba con el color moreno de Rosa. Se confirmó el presagio, se trataba de Argimiro. Ya no había duda. Su Jefe había fallecido. Rosa nerviosa, salió a prepararse una manzanilla en la máquina del pasillo.

   Salvador como pudo y por inercia  telefoneó a su amada:

    —¡Carmina, cariño! Con voz temblorosa espetó; ¡A mi jefe, le han matado!, lo dice el teletipo.

       —Salvador apenas podía sostener el teléfono.

  Carmina Insiste a Salvador:

      —Habla muy despacio y con claridad. ¿Qué es lo que han dicho en el teletipo?

      —¡Le han matado, le han matado!, ha muerto en una emboscada.

      —Pero... Salva ¿A Quién han matado?

     —A mi jefe, a Argimiro ¿No lo sabías? ¿No has visto el telediario? 

    —No, respondió Carmina-

   —Ahora escúchame... voy a colgar, te llamaré mañana... 

 —¡Salva!Dijo Carmina desesperada espera un momento, tengo que hablarte-  
  
  —¡No puedo! ¡No puedo!-contestó muy afligido Salvador y colgó el teléfono.

    Su atenazada y dolorida garganta no le permitía emitir ya ningún sonido. Se quedó mirando el aparato fijamente un largo rato, sentía ganas de llorar. Si pudieran derramar lágrimas sus ojos se sentirían aliviados, pero no podía llorar. Lo único que podía hacer era permanecer sentado y con las manos sobre la cara, cabizbajo, meditando.

    Entonces recordó el sobre que le había entregado Argimiro en la inauguración, un día antes de partir para Kosovo.  Lo había guardado en el cajón de la mesa, bajo un montón de folios en blanco. Durante un instante dudó en cogerlo. Lo abrió, y en él había una carta dirigida a Salvador y una cinta de vídeo. Deliberó consigo mismo, si verla o no, o lo aplazaría para el día siguiente. Hasta dudaba si tuviese fuerzas para levantarse hasta la mesa de la televisión y poner en marcha el aparato. Colocó la cinta en el vídeo y cogió el mando. Se sentó en la silla sin soltar el sobre. Dentro había una carta que decía así:

Salvador, si estás  leyendo esto, es que no he vuelto de Kosovo. Repetidas veces he presentido mi mala suerte, pero si he regresado sin que me ocurriera nada, la abriría contigo. ¡Ojalá!  suceda lo mismo en esta ocasión, y podamos los dos juntos ver la cinta. Si no es así, coge la película y mírala tú. Cuando le hayas visto te darás cuenta que te he salvado de una situación desagradable a la vista de la gente que te pueda conocer. Aunque muy agradable para ti por lo que se puede contemplar. Cuando té vi con esa mujer, presumí en ti un cambio importante y me dije; esta mujer formará parte en la vida de mi compañero. ¿No sé si os disteis cuenta ayer que había unas cámaras por el paseo?, con la gran suerte de que eran de nuestra empresa y pude ver yo mismo de primera mano el reportaje. Así que guardarla o deshaceros de ella, según te apetezca.
 Querido compañero, con mis sentimientos más queridos. Tu amigo:
                                                                      Argimiro

    Salvador arrugó la carta entre sus manos y la colocó sobre la mesa. Se puso a ver la película. Aparecían en el paseo de la playa cogidos de la mano, dándose un beso en el momento que les captó la cámara. Guardó la cinta en el cajón bajo llave y se fue a su casa.

    En casa le esperaba su esposa que ya se había enterado de la muerte de Argimiro. Él, sin decir palabra, se retiró a su dormitorio. Retiró las sábanas doblándolas en un nítido triángulo blanco a la luz de la lámpara de la mesita de noche. Se encontraba demasiado fatigado para desnudarse, se descalzó trabajosamente  con movimientos rígidos y doliente , apagó la luz. Pero no lograba conciliar el sueño, los recuerdos de Argimiro le atropellaban en la cabeza:

 <Celebraremos mi regreso junto, como otras veces> -recordaba Salvador- 
  —Quizá, no debí dejarle ir,  debí obligarle que se quedara. Quizá tuve que insistir mas a que se quedara...

    Tendido en el lecho, trataba con los ojos cerrados, de hacerse a la idea de que nunca más sonaría el teléfono para oír la voz ruda de Argimiro.

  <Me encuentro de nuevo en la ciudad, ven y tomaremos unas copas juntos> 
 ¿Cómo puedo no aceptarlo? El  más cabal de los profesionales, con sus aptitudes lingüísticas y su constante ir y venir del extranjero, siguiendo los conflictos de los diversos países. Espectador de la violencia. Pero, no existe ningún método infalible para permanecer indemne de las atrocidades. Salvador fijó la vista sobre su mesilla y se quedó dormido.

  Creyó oír el teléfono en sueños, pero al despertarse, la habitación estaba silenciosa. Se levantó y fue al cuarto de baño, se lavó las manos y la cara y se secó con una toalla. Volvió a la cama de manera que mientras dormitaba agitado, se le antojaba estar ahogándose en el mar, que Carmina lo rescataba. A la mañana siguiente recordaba un sueño breve. Se oía la voz de una mujer, ligera y clara que decía;
         Je’t aime, je’t aime, je’t aime...


                   
                                      Foto de Guerra cogida de internet


Las fotos  si su autor las quiere  las puede retirar de este  espacio

          Continuará ......

derechos registrados

Mª  Carmen Píriz García - registro: 0910304797905




domingo, 20 de marzo de 2016

VIAJE A OLIVENZA en Semana Santa

      Hace   muchos  años ya, tenia mi hijo cuatro años y esta año  va  a hacer cuarenta, viajamos a Olivenza  en Semana Santa y me hacia ilusión  ver una procesión. El recuerdo que tenia de niña de las procesiones eran El señor de los Pasos y los nazaremos vestidos de morado que repartían caramelos.  Mi  tía  me advirtió que ya no eran como las procesiones de antes  aunque la gente participa pero no hay la devoción de antaño. Esa tarde fuimos a  ver la procesión de Viernes Santo y el día era  frío y llovía. En la espera  a que pasara la procesión  por el lugar que nos  colocamos  nos quedamos helados. Ya llegó por fin a muestro alcance y lo que paso es que se  puso a llover. Dejaron el paso en reposo y la gente de  fue a resguardar de la lluvia. Esta año volveré  a ver las procesión os contaré  a la  vuelta como lo he  visto y vivido.

    Ahora  os  voy a  contar  como  me gusta Olivenza donde  nací, y cada año   vuelvo  desde el 2006 a ser posible en primavera  por que ni hace demasiado frío, ni demasiado calor, con la primavera está todo verde y florido. Descubro cada año que voy, un lugar nuevo que desconocía o que  lo han restaurado. Sería  muy largo de contar  los rincones que  hay  en un sólo post, pero os voy a poner  en cada foto  un enlace  de mi  blog en  que tengo en wordpress os pongo  el enlace :

            https://mamenpiriz.wordpress.com/

     Os voy a mostrar  una de las joyas de Olivenza que por  ver esta  iglesia merece ir  a Olivenza. os pongo el enlace  debajo de cada  foto y así  veréis más información.


Fachada principal de la Iglesia de la  Magdalena de  estilo Manueletino portugués. premiada en el 2011 por la  guía  Repsol. 

   
Interior de la  Iglesia en estos momento de la foto  había  misa. Fijaros en las  columnas retorcida su  belleza. 

        https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/24/olivenza-mi-esencia-iglesia-de-sta-ma-magdalena-capillas-y-azulejos/

            Los  azulejos portugueses  son de los mas  bonitos que se pueden ver,   sus historias bíblicas interesantes.


Otras  de las  joyas es la iglesia de Sta. Mª del Castillo, mas sobria que la anterior pero no  menos bella.
                         
                                   Exterior de la Iglesia de Sta. Mª del Castillo 

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/12/olivenza-mi-esencia-iglesia-de-sta-ma-del-castillo/


    
                                                                         Altar  Mayor e interior de Sta. Mª del Castillo

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/13/olivenza-mi-esencia-iglesia-de-sta-ma-del-catillo-arbol-genealogico-de-maria-y-jesus/

                                                   
    Este Árbol Genealógico de la  Virgen  es una de las  joyas de esta  iglesia en importancia  os dejo el enlace 


Y la  3º joya es esta Capilla de la Misericordia y es pequeña pero el conjunto es de una belleza  impresionante.
                                        
                                            Fachada de la Capilla de la Misericordia 


                            Interior de la Capilla de la  Misericordia

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/15/olivenza-mi-esencia-3-capilla-de-la-misericordia-2/


                                                            Detalle de uno de los  azulejos 


        Olivenza  tiene otras  iglesias  mas pequeñas  y no por eso  tiene su importancia  como San  Juan de Dios dedicada su templo a auditorio de conciertos de piano, reuniones, conferencias, y otros actos culturales etc...
     Iglesia de San Francisco que  casi todo el año está cerrada pero en mi niñez,  hacían misas los domingos y la limpiaba una prima de mi  madre. Espero que con las procesiones esté  abierta me gustaría  volver a verla.  Es una Iglesia  pequeña pero  tiene su importancia y otra de las  capillas es la de la Asunción  pequeña y bonita. En el Colegio  Sagrado Corazón  tiene  su capilla y allí  hice la  comunión. Todas  son dignas de visitar. 

                         Panorámica de   una parte de  Olivenza  donde se alinean las dos iglesias  y el castillo 

        https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/10/olivenza-de-origen-portugues-3/



          El  Ayuntamiento,  puerta de estilo Manueletino 

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/17/olivenza-medieval-2/



En lo religioso estas iglesias  son las que  conozco. otra de  la importancia son edificios  civiles y  las murallas. 

Tiene  chimeneas de  características   portuguesas como  calles,  monumentos  y  el pueblo entero destella  costumbres  portuguesas sobre todo en la gente mayor 

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/12/02/olivenza-medieval-2-torre-del-homenaje/


        Tiene  varias  puertas de entrada al recinto amurallado y algunas  las tuvieron que restaurar y otras  se mantienen

Varias  puertas  tenia  de entrada Olivenza que estaba totalmente amurallada  con  tres baluartes de cinco puntas y murallas el 3ª totalmente desaparecido se conserva la 2ª y la central restaurada poco a poco.

  https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/09/la-olivenza-medieval/

Otras de las  puertas de San Sebastian  y al fondo el castillo  y las  Chimeneas del rey 

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/17/olivenza-medieval-2/

 https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/18/olivenza-medieval-2-puerta-de-alconchel/

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/12/07/olivenza-mi-esencia-panaderia-del-rey/


                                                            Baluarte  restaurado con sus casetas  de vigilancia 

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/12/06/olivenza-medieval-baluartes-y-murallas/



                                   Una de las  puerta de control de entrada en el pueblo  La  Puerta del Calvario la mas  importante

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/20/olivenza-medieval-2-puerta-del-calvario/



    Puerta de la Traición  esta es la entrada del Castillo y  al museo Etnológico

 

Dos paseos el  chico y el grande  precisos  con los suelos portugueses 
Olivenza tiene lugares de expansión y mucho ambiente entre  comercio bares , hoteles , cafeterías y restaurantes donde se come muy  bien y tiene muy  buenas  tapas.

Parque de los Pintasilgos  y hay  varios en todo el pueblo con zonas  verdes  y juegos para los niños


                
     El  río Guadiana en Villarreal  esta  este embarcadero para disfrutar del entorno de la zona y deportes náuticos. hoy hay un restaurante y zona de esparcimiento para merendar y bañarse.





             En esta foto el  río estaba  muy  subido y cubría los  embarcaderos 



  En la  frontera  con Portugal  Puente Ayuda  destruido en la Guerra de las Naranjas


https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/08/la-sierra-de-alor-2/


                 Subida a la Sierra de Alor el entorno de olivos 

https://mamenpiriz.wordpress.com/2015/11/08/la-rosa-de-alejandria/

 Desde arriba el paisaje y la lejanía  es impresionante y  ver la  flor  de Alejandria y olerla  es un placer 


    Estos  lugares  como toda la comarca de los bajos son lugares para  disfrutar de la naturaleza y como no puede faltar la sierra de Alor  mi preferido, espero que en estos  días poder subir y ver la flor de Alejandria.                                         



                             Uno de los pasos que veré  en las  procesiones 


Felices  fiestas de Semana Santa  a todos  y hay que volver con  energía  renovadas y muchas  letras y palabras  en  mente. Intentaré dejar un capitulo de mi relatos por entregas preparados  en tres entregas en automático para que salte, pero no se si saldrán bien por que hice prueba y ya tenia que haber saltado el de hoy y no lo  ha salido. 

¡¡Pasarlo Bien !!