viernes, 30 de septiembre de 2016

ESENCIA FLAMENCA

Acabo de llegar a casa de ver un espectáculo de flamenco. No es que sea muy aficionada a este tipo de espectáculos.  Se que tiene mucha arte, pero no es la música y el baile que me chifla. Y eso que ahora tengo una nuera que cuando la conoció mi hijo bailaba flamenco, es cordobesa (fui a ver varios espectáculos de  ella). 

Este espectáculo  he  salido encantada y he aplaudido a rabiar, hasta me ha salido unos "olé olé". Aquí en el Eibar no se si gusta mucho el flamenco. El teatro tenía media entrada, no se llenó, pero los que estábamos en el aforo salimos contentos. Ese arte que nos han mostrado estos tres hermanos con el grupo de bailarines, músicos y un cantante flamenco. 
El precio de la entrada  bien vale pagar,  por  ver este espectáculo. 

                                                 

Esencia flamenca 
Castro Romero Flamenco - Suite  Española


Autores y  dirección:
Ricardo Castro Romero
Rosario Castro  Romero

Intérpretes:
Ricardo Castro Romero
Rosario Castro Romero
José Maria Castro Romero
Marina Sagardoy
Fran Alclantara
Alba aranzana

Tres hermanos, dos dinastía una pasión..... Flamenco. 
Los tres hermanos de Granada, Ricardo, Rosario, José Maria Castro Romero, son Premio Nacional de Danza Cultura Viva, Artistas invitados del Teatro Bolshoi, Mariisky, Kremlin y otros prestigiosos teatros del mundo.

Plantón  considerado " esencia" como forma  eterna e inmutable de las cosas materiales y sensibles  con sentido metafísico, realista y transcendente.
Esencia  Flamenca es un despertar de los  sentidos desde nuestra naturaleza,  nuestras  experiencias y vivencias. Países que hemos visitado, diferentes culturas que hemos conocido, todas aquellas personas con las que hemos compartidos e intercambiado. Todo nos ha dejado una huella imborrable, y es el resultado de lo que hoy somos y de lo que podemos trasmitir al mundo. Quinta esencia, principio supremo de naturaleza. Así como un escultor talla en la piedra, con cada  experiencia la vida nos va tallando y esculpiendo en un proceso continuo  e imparable.

   Os subí dos  video de  este espectáculo
            


...La belleza ya está en la piedra, ...nosotros  solo la descubrimos desde nuestro propios  ojos.

        Os pongo este otro vídeo 


¡Espero que lo disfruten como yo lo he disfrutado!




miércoles, 28 de septiembre de 2016

MICRORRELATO " Acoso en la panadería"

                                                         


Y le manchaba los dedos de harina al entregarle el paquete. Llegaba con la ropa manchada. Con un cepillo limpiaba su traje. Iba al baño a lavarse las manos, tardaba en salir. ¿No sé que hace siempre cuando va de comprar el pan? ¿acaso le gusta la panadera? ¿por eso quiere ir a comprar el pan? ¡Lo tengo que averiguar! Una mañana fui tras él. Pidió dos barras y las pagó con calderilla. La chica le cogió las monedas de su mano. Él se la agarró y no le soltaba. Siempre se llenaba de harina para mancharle.  Era su grito para decirme que mi marido la estaba  acosando.

lunes, 26 de septiembre de 2016

RELATO VIAJABA A DONOSTI


Playa de la Concha en Donosti
  
A partir de ahora, la introduje en algunos tópicos a los que respondía sin la sobriedad inicial. Incluso llegamos a interesarnos por asuntos más personales. Para entonces, me había iniciado en el malabarismo perceptivo de escrutarle las piernas, mirándola a la cara. 

Con el sol en lo alto, entramos en la estación de Amara. Alcanzamos cierto nivel de intimidad, suficiente para conocer su nombre. Se llamaba Edurne, trabajaba de oficinista en una empresa maderera de Zarautz y viajaba a Donosti con encargos laborales, si bien hoy no tendría que volver a la empresa porque cerraba a las 14:30, debido al horario de verano. 

Le he invitado a compartir una ración de calamares en un bar próximo a la estación. Ha declinado la invitación y yo intransigente lo acepto como negativa.  
— Es que si no llego antes de la una a lo mejor me encuentro con todo cerrado. 

Le insinúo que a la tarde, una vez se haya librado de compromisos, podríamos sentarnos en una cafetería. Una sola palabra ha brotado de su sonrisa. 

—Bueno... 

A continuación, le propongo que nos encontremos a las cuatro en la calle Ramón Mª Lilli, en la acera del Urumea. Esta vez la respuesta ha abarcado dos palabras. 

—Bueno..., si... 

Me he adentrado en el paseo de la Concha. Ahí está el monte Urgull, cuna de afrancesamiento donostiarra. Enfrente, admiro la isla de Santa Clara que, cuando era niña, la imaginaba un refugio de piratas. A lo lejos, en el extremo opuesto el monte Urgull, el faro de Igueldo y su parque de atracciones, expendedora de certificados de felicidad en la infancia ya únicamente, a los niños que captan la realidad desde el ángulo mágico les es otorgado ese estado de ánimo. Enfrente, las eréctiles torres del Seminario, incapaces de inseminar una espiritualidad, alejada de las soflamas ensotanadas. 

Son las cuatro y veinte cuando el calor apretaba en la calle Ramón Mª Lilli. Hacia las cinco menos veinte me brincó el corazón cuando la vi doblando el puente. No. No era Edurne a pesar de la coleta y la minifalda. Creo recordar que ésta era de un color más tostado. En fin, una ilusión óptica, producto de mi impaciencia. Me asomé al río donde sus aguas oscuras discurrían con indolencia. 

Habían sonado las seis cuando opté por desplazarme a la Plaza de Guipuzkoa para observar el comportamiento de los patos y los cisnes viéndolos salpicar en el agua. 


 Este es el relato completo, lo tuve que reducir y añadir las  tres palabras  para el concurso.



Derechos reservados.

domingo, 25 de septiembre de 2016

LO QUE HE HECHO ESTA SEMANA

¡Hola  amigos! Ya se ha pasado la semana. Estoy de vacaciones, la semana pasada os dije que me iba a ir a Asturias. Pues no pude ir, entre el fin de semana tan malo que hizo en el norte y yo que estoy acatarrada pues, no me he podido ir. Necesito descanso y en casa, es donde lo hago mejor. Cómo hizo mal tiempo los primeros días de la semana, el jueves hasta hoy tenemos días de sol y lo hemos aprovechado. También salimos un día a comer y visitar Lekeitio un pueblo que siempre que podemos vamos a pasear por allí. A Urdaibai otro lugar que hacía tiempo que no lo visitaba y dos tardes a la playa. Bueno y paso a contaros y recordar lo que he trabajado en mi blog esta semana.

El martes os puse el final de mi novela, escribí dos versiones y una es esta que la numeré nº 1, dejé que udes. me ayuden a elegirlo, he tenido solamente alguna opinión y no ha reflejado nadie que le guste este final. Espero que ahora al leer las dos parte seguidas me ayudeis y opineis, ¡votar por favor! 



                                                                                   

El miércoles escribí otro final y es otra versión final la numeré el 2º y espero que elijáis ¿cuál es el final que más os gusta?. Estrella Amaranto ya ha votado, ha elegido este final como colofón a mi novela. La podéis leer aquí: "Al fin" II ultima entrega del 18º cp. 

                                                                          


El jueves os hable de una enfermedad que en estos días se celebró el Día Internacional del Alzheimer. Os puse un reportaje que nos hicieron, hace ya unos años sobre esta enfermedad. La podéis leer aquí: Día del Alzheimer



El viernes os puse  la visita que hicimos a este pueblo de la costa vizcaína Lekeitio. Lo podéis ver aquí: Lekeitio pueblo costero con encanto

                                                 

El sábado os puse una poesía que escribí ya hace muchos años cuando comenzaba mi afición a la poesía. No es muy buena pero, junto con otras poesías que escribí. La podéis leer aquí: Poesía al gotero de suero

                                                                   

Y hasta  aquí lo que he trabajado esta semana. Hoy es día de votaciones en Euskadi y Galicia.  El día de momento es bueno, va a cambiar y quizás lloverá. Voy a aprovechar la mañana para salir un rato y acercarme al colegio a dejar mi voto, como es mi deber de buena ciudadana.

¡¡Pasar un buen Domingo!!

sábado, 24 de septiembre de 2016

POESÍA " Al gotero de suero "

Al gotero de suero



Gota a gota 
Recorréis mi cuerpecito 
Para limpiar impurezas 
De mi mal podrido.

Tu eres mi testigo
Tu me acompañas
Como un fiel amigo
Compañero de fatigas
Mi compañero, mi testigo.


Esta poesía junto con otras: Al aire, Al  antibiótico y alguna más que  os pondré, las escribí cuando estuve ingresada en un hospital. no son muy buenas pero eso es lo que escribí en su momento.


Mº Carmen Píriz García - registro: 1102208541503

viernes, 23 de septiembre de 2016

LEKEITIO pueblo costero con encanto



Ayer estuvimos visitando otro lugar que me encanta, esta vez de la costa de Bizkaia, Lekeitio pueblo costero donde todo sabe a mar. Pasamos el día paseando disfrutando del paisaje y de su gastronomía. Así que paso a mostraros fotos del lugar y si puedo alguna información histórica.

Ayer en Lekeitio  al fondo la Basílica de la ASunción y el puerto 
En un extremo del Golfo de Vizcaya, Lekeitio conjuga importantes joyas góticas, con un caserío marinero y amplias playas.

Desembocadura del río Lea
Desembocadura del río Lea y comienzo de la playa de Karraspio

En la desembocadura del río Lea se sitúa Lekeitio. Dos preciosas playas miran a la isla de San Nicolás, a la cual se puede acceder a pie durante la bajamar. A orillas del Cantábrico se sitúa el caserío popular de fuerte sabor marinero, que nos habla de su origen pesquero. Al lado de esta arquitectura tradicional vasca surgen joyas del gótico como la Basílica de la Asunción de Santa María de Lekeitio. Sus arbotantes y contrafuertes custodian en su interior un bello retablo de factura flamenca. Las tablas representan la vida de María y la Pasión de Cristo. Alrededor del templo se emplazan elegantes casonas de la antigua aristocracia vasca.

Foto sacada desde el paseo 
El casco urbano de Lequeitio conserva aún la traza medieval. Se han encontrado restos de las viejas murallas en varios puntos de la villa que determinan con exactitud el perímetro original. Entre sus edificios destacan los siguientes:

Alguna información es de: https://es.wikipedia.org/wiki/Lequeitio

Basílica de la Asunción  de Nuestra Señora
Retablo Gótico
                                    
Basílica de la Asunción de Nuestra Señora data del siglo XV y es una relevante construcción gótica tardía declarada Monumento Nacional. Destaca su exterior, y en especial la fachada occidental, y su magnífico retablo gótico flamenco del siglo XVI, considerado de los mejores de Vizcaya; así como una talla mariana Antiguako Ama (en euskara) del siglo XII en su propio retablo barroco.

Ayuntamiento
Ayuntamiento, del siglo XVIII es un típico edificio barroco destinado a sede del concejo.


Plaza  y edificios  que  rodean la plaza 
Estuvimos paseando por la plaza y buscamos restaurante para comer, elegimos el de la esquina al lado del ayuntamiento, mientras esperamos mesa sacando fotos desde aquí al puerto.               

                                           
En este restaurante  comimos un menú  del día rico y barato

Entre los distintos cuatro platos de primero y de segundo, cuatro de postres que nos ofrecía el menú tomamos:  Sopa de pescado de primero, rape y  jibia de segundo y de postre, flan y tarta de queso con pan vino y agua  y  café nos costó 20€ para los dos. En la calle  mirando el paisaje se puede pedir más. 

Comiendo  teníamos las vistas  de la playa de  Isuntza
                                       
  • Palacio Uriarte, del siglo XVII es un palacio barroco construido rodeando una torre anterior. Es Monumento Nacional


Palacio Uriarte del  siglo XVII
  • Torre Turpin, del siglo XVI realizada en estilo de transición del gótico al renacentista.

Torre  turpin siglo XVI
El edificio data de comienzos del siglo XVI. Fue elaborado con piedra labrada siguiendo el estilo arquitectónico imperante, el renacentista. Aunque en origen fue concebida para desempeñar funciones defensivas, la Torre Turpin perdió tal uso para ser convertida en un edificio residencial. Con esta función ha llegado hasta la actualidad, siendo uno de los edificios más antiguos y mejor conservados de la localidad de Lekeitio. Y otros como: 


  • Palacio Uribarria, del siglo XVIII. 
  • Muralla corta fuegos del siglo XV destinada a proteger a la villa de los numerosos incendios que sufría. 


Museo Naval
  • Playa de Ondarzábal: barco pesquero de mediados del siglo XX, que en la actualidad ha sido remodelado y convertido en museo.
Embarcadero y puerto de Lekeitio

La economía de la villa de Lequeitio siempre ha estado ligada al mar. La pesca ha sido su base y motor. En algún tiempo el transporte marítimo también fue una relevante entrada de ingresos. Alrededor de la pesca y el mar se han surgido un buen número de industrias auxiliares y conserveras.

El sector primario la pesca ha venido siendo la base económica del municipio. La escasa extensión det término municipal impiden otras actividades de este sector, aunque hay algún caserío que practica una agricultura de autoconsumo.

El sector secundario ligado a las actividades marinas mantiene dos industrias conserveras y algunas de reparación de barcos.

El sector servicios con base en el turismo y en la hostelería es el sector con más auge y el que está llamado a ser el nuevo motor económico. En cuanto a los servicios a los ciudadanos se cubren en lo básico en la misma población teniendo que acudir a las poblaciones más importantes de los alrededores, como Durango o Guernica e incluso a la capital para solventar algunas necesidades.

Foto sacada  en un día  de  temporal

La presencia humana en el territorio de la villa de Lequeitio se remonta a la prehistoria y está documentada por los restos hallados en el yacimiento de la cueva de Lumentza. Estos restos abarcan un período que va desde el Paleolítico Superior hasta la romanización, algunos indicios indican que la cueva pudo estar habitada en el período Auriñaciense. Este yacimiento fue estudiado por Telesforo de Aranzadi y José Miguel de Barandiarán durante los años 30 del siglo XX. También hay hallazgos, menos interesantes, en el yacimiento de Santa Catalina donde debió asentarse una comunidad recolectora de mariscos.

Hay indicios de asentamiento de época romana datada entre finales del siglo I y principios del Siglo V.

Parte del Casco antiguo  con sus casa y sus calles  estrechas

En 1325  Maria Diaz de Haro, señora de  Vizcaya, fundó la villa de Lequeitio y le otorgó su carta puebla dotándola de los fueros correspondientes y de unos límites concretos. La no aceptación de los límites otorgados por la Señora de Vizcaya por los vecinos de las anteiglesias que rodeaban la villa, pertenecientes a la llamada Tierra llana de Vizcaya, dio lugar a muchos conflictos.

En 1334, el rey Alfonso XI confirmó la carta puebla y el fuero otorgado a la villa y ordenó levantar las murallas. El fuero otorgado a la villa de Lequeitio le permitía, entre otras cosas, la elección de su órgano de gobierno, el Concejo, con sus correspondientes regidores y alcalde.

Una particularidad del fuero de Lequeitio era que la villa era copropietaria de los bienes de la iglesia de Santa María al tener otorgado su patronato. Esto le permitía administrar sus rentas y designar a los clérigos. Desarrollaron las ordenanzas municipales que están consideradas como las más antiguas del Territorio Histórico vizcaíno. Estas ordenanzas regulaban la convivencia entre los vecinos de Lequeitio. También establecían derechos y privilegios referidos a la navegación y a la pesca. Esto dio lugar al desarrollo del transporte marítimo y, a su sombra, la realización de actos de piratería con participación de la patente de corso.
Otra foto del puerto y al fondo la Basilica y casas tipicas 
La pesca fue una actividad fundamental en el villa desde su creación. La organización de la actividad pesquera estaba regulada por las ordenanzas de mareantes y controlada por la Cofradía de pescadores de San Pedro. Tan importante era esta que tenía el derecho de elegir un alcalde que ejercía junto a un elegido por el resto de la población de la villa.

El desarrollo de las actividades marítimas favoreció el establecimiento de toda una industria dedicada a la construcción y reparación naval, cuyos últimos restos se pueden apreciar aún a comienzos del siglo XXI.
Otra zona de Lekeitio
Para el año 1381 ya existía un puerto que, entonces, estaba situado en la zona de la ría del Lea. En el siglo XV se construyó el actual puerto, que sería, posteriormente reformado con la construcción de nuevos muelles y un malecón, destinado a evitar la entrada de arena. Hasta finales del siglo XIX o principios del siglo XX no se resolvería la problemática portuaria.
Isla de San Nicolás o Garraitz

La isla de Garraitz (Garraitz Uhartea, Isla de San Nicolás) es una isla vasca que se encuentra justo en frente del puerto de la villa de Lekeitio y tiene 6'5 hectáreas. Está parcialmente unida a tierra firme por un dique construido para evitar que los sedimentos de la ría entren en el puerto, pero sólo emerge en bajamar; también se puede abordar por la playa cuando la marea está muy baja, por lo que sólo durante estos períodos se puede acceder a la isla, que se convierte entonces en un tómbolo. Ésta es abrupta, cubierta de matorral con algunos pinos que le dan su característica apariencia y carente de cualquier construcción, aunque en el pasado debió de existir alguna pequeña ermita, como atestigua la toponimia.

Desde el espigón  vista de una villa  modernista
La pesca ha sido la base economía del municipio. A partir del año 1500 hasta el 1900 Lequeitio ha sido el segundo puerto en importancia de la provincia hasta su desplazamiento por el vecino de Ondarroa. Entre las especies trabajadas destaca por su importancia la caza de la ballena, que se dio durante la Edad Media y Moderna. Tan importante fue este recurso que figura en el escudo de armas de la villa.

A finales del siglo XX la escasez de capturas y los problemas con los caladeros hacen que la actividad pesquera entre en crisis. La crisis pesquera influye en los demás sectores relacionados y que le dan servicio. Sustituyendo a la pesca se desarrolla una importante actividad turística que explota el encanto y el glamour que le dio a la villa el hecho de que fuera elegida por relevantes personaje de la realeza para pasar sus vacaciones.
                            
Aldaba  o llamador de una casa

Entre los pueblos pesqueros del territorio de Bizkaia, uno de los más bellos y tradicionales es el de Lekeitio. Integrado en un hermoso entorno natural, el río Lea desemboca en localidad, entre las playas de Isuntza y Karraspio. Frente al municipio descubriremos la peculiar isla de San Nicolás, o Garraitz Uhartea, a la que se puede acceder a pie cuando la marea está baja.


Fiestas Dia de los  Gansos


Generalmente se celebra el día 5 de septiembre. A mediodía se sortean los puestos de participación entre todos aquellos que se hayan inscrito. Luego, hasta mitad de tarde, Lekeitio se llena de gente que celebra la llegada de uno de os momentos más esperados del año.
El coge al ganso de su cuello y lo tiene que arrancar  quedándose  suspendido en el aire

La tradición de correr animales se encuentra muy arraigada en España. Ya sea a pie o a caballo, numerosas localidades celebran actos en los que los participantes tratan de ganar la pieza corrida. La particularidad de Lekeitio reside en que la montura es una barca y el animal se corre sobre el agua. Esta festividad —que se encuentra documentada desde hace más de tres siglos— estaba solo reservada para marineros y en caso de empate se solía organizar una regata para dirimir la victoria. Hoy en día cualquiera que lo desee puede participar en la corrida.

Existe documentación del siglo XVII que atestigua la celebración del Día del  ganso en Lekeitio justificando el gasto derivado de la compra de varias aves para tal fin. Otras fuentes del siglo XVIII ya detallan el número de chalupas participantes, hecho que asegura ya su realización sobre las aguas del puerto.
Ambiente de los arrantzales en el puerto

Poco antes de la hora señalada, comienzan los preparativos de la fiesta mientras el puerto comienza a inundarse de espectadores. Los muelles se abarrotan de gente deseosa de presenciar el espectáculo y en aguas del puerto no cabe ni una embarcación más. La ría es atravesada por una maroma que permanece atada fija en un extremo. En el muelle contrario ésta pasa a través del ojo de un poste de hierro y su extremo es agarrado por varios tiradores.

En el centro de la maroma cuelga un ganso, atado de las patas. Hasta 1986, los animales estaban sedados pero vivos, desde entonces son sacrificados horas antes. Los participantes navegan hasta situarse bajo el ganso, entonces dejan la barca para quedar colgados del cuello de éste. Los tiradores aflojan la cuerda para sumergir en el agua al participante y posteriormente tiran fuerte de ella para que éste emerja con energía aferrado todavía al cuello del animal.

El juego consiste en aguantar sin caer al agua, pero no logra la victoria quién más sacudidas soporta si no quién se lleva consigo la cabeza del ganso. El trofeo es el resto del animal.

jueves, 22 de septiembre de 2016

DIA DEL ALZHEIMER

 Ayer se celebró " El día Mundial del Alzheimer" una fecha que desde que se conoce la enfermedad no nos olvidamos los familiares, ni los que trabajamos con estos enfermos. Sabemos que se están haciendo grandes logros para paliar o curar esta enfermedad pero, los que los sufrimos es lo que deseamos. Es una enfermedad cruel que borra los recuerdos de la memoria y es invalidante.

Tengo guardado un recortes de periódicos donde participe en varios reportaje por ser hija de una mujer que padece esa enfermedad. He  buscado en la hemeroteca de los periódicos ya no están los reportajes de esos años en digital. Son de abril de 1997, de setiembre de 1998, de Mayo 1999. setiembre 2007, así que voy a intentar contaros lo que ellos escribieron los  periodistas. 


Grupo de Alzheimer,Magdalen 2º iz. Esther 4º En el centro estoy con mi madre, al lado  la monitora de la Reunión
  • El primero el título de la portada  dice así:

CAMBIO DE PLANES

tres mujeres eibarresas cuentan cómo han cambiado sus vidas desde que sus madres padecen la enfermedad de Alzheimer

"Más paciencia que el Santo Job. Y  sobre todo cariño" Ninguna de las tres son médicas. Pero sin embargo, saben cúal es la mejor receta, la única hasta ahora, para combatir una dolencia que va avanzando preocupadamente en los últimos años.
Magdalena, Mari Carmen y Esther saben lo que es y lo que cuesta renunciar a una parte de su vida. Sus madres padecen el mal de Alzheimer, pero ellas también sufren las consecuencias de una enfermedad que un día se instaló en sus  vidas.

. Magdalena expresa las sensaciones que afloraron el ella cuando hace  seis años, los médicos llegaron a la conclusión  de lo que  padecía Maria, su madre , no era sino Alzheimer.
Decían que todo lo que tenía mi madre eran depresiones y estas con llevaban lagunas de memoria. Pero yo no estaba  tan segura, no era  sino Alzheimer.
Cuatro años  atrás  de idas  y venidas  a las consultas de los médicos, múltiples diagnósticos erróneos .Desde entonces, la enfermedad ha tenido un desarrollo lento, pero inexorable. El mal seguía manifestándose en conductas que a cualquier profano en la materia podría causarle incluso la risa. Asi, Magdalena tuvo que tomar un día la decisión de quitar los espejos de la casa. <Un día me la encontré discutiendo sóla delante de un espejo. Ella no comprendía qué es lo que tenía delante, y entonces empezó a golpearlo>.
Ahora seis años después Magdalena tiene que contratar a una cuidadora, que se ocupa de su madre desde las 10:30 hasta las  18:00 horas porque ella tiene que acudir a su trabajo. El resto de la jornada, lo dedica  a su  cuerpo y alma a cuidar de su madre, orines, comer, <porque ya no se acuerda de que debe hacerlo>.

Problemas económicos

Por lo menos, su status económico hace que ella pueda contratar a una persona para que cuide de su madre. Pero otras no, Mari Carmen eibarresa de 42 años, no puede permitirse ese lujo. A pesar de ello, la pensión que recibe su madre de 74 años de edad, solamente le permite costear los cuidados que recibe en el Centro de Día del Gerontológico de Eibar.

Mari Carmen se define como una mujer que no puede  Eso le ayudó, quizás, cuando  tuvo que hacer  frente a la muerte de su padre (tras permanecer un mes hospitalizado) a sus estudios, a la casa, y a sacar adelante a sus dos hijos.
Por si fuera poco, el estado de salud de su madre, que tenía lagunas mentales y olvidos, experimentó un considerable retroceso. Los neurólogos diagnosticaron la fatal  dolencia, y Mari Carmen pudo comprobar  día a día, a través de la lectura del libro "36 horas al día", su imparable  avance <lo encajas mal, porque cuesta mucho asumir la situación>
Mari Carmen no llegó a un acuerdo con su hermana para compartir los cuidados de la madre, ya que el médico consideró importante no sacar al enfermo de su entorno familiar. Ella se trasladó a casa de su madre. La tuvo que  cuidar ella sola con ayuda de su marido. Pero  hace un año tomaron la determinación de llevarla al Centro de Día, donde está desde las 10.00 hasta las  18:00 horas.
Allí  recibe todo  tipo de atención y de cuidados, y  . Sin embargo, en las últimas semanas, la situación ha cambiado. <ahora suele llorar  bastante, sobre todo cuando la dejo allí. Es cuando llevas  a un niño a la escuela el primer día>.

A pesar de episodios como éste, la mujer que se llama Maria Carmen, no se encuentra en una fase demasiado avanzada de la enfermedad. Todavía puede andar, aunque siempre acompañada. 
Mari Carmen ha encontrado en AFAGI una  <estimable ayuda, por que te consuelas un poco viendo que hay casos peores que el tuyo>. Además, no pierde la oportunidad de acudir todas las semanas a dos  cursillos.

Uno, de atención a discapacitados físicos, que imparte  dos veces por semana en Durango. Allí entre otras cosas, aprende  cómo tratar a los enfermos que físicamente no pueden valerse por sí mismos. <Todavía no se me ha presentado el caso, pero me  voy preparando para el futuro> dice Mari Carmen.
Y por si fuera poco, también saca tiempo para asistir a un curso de pintura en Portalea. Sin duda, <una buena terapia> que le ayuda a  superar el día a día.

Esther nunca se pudo imaginar que su madre,<a la vez que amiga> acabara postrada en una silla de ruedas, sin hablar, y sin ningún control sobre sus necesidades  fisiológicas. Se encuentra en una fase muy avanzada de la enfermedad. Al igual que Mari Carmen, Esther descubrió no sin dolor y con la ayuda de un libro, las características y consecuencias de una enfermedad que los médicos tardaron en detectar. <Me costó muchas lágrimas leer aquel libro,fue muy duro>.

Apoyo familiar

Pero peor fue comprobar directamente cómo la enfermedad consumía la salud de un ser  tan querido para ella. Hace ya nueve años que su madre empezó a dar síntomas de demencia. Hubo un momento en el que, día al llegar a casa, Esther se encontró con su madre, tras haber visto en la televisión un programa de cocina, habia pelado 5 kilos de patatas.

 <Te consuelas un poco viendo que hay casos peores que el tuyo>

La enfermedad de su madre ha condicionado mucho su vida, hasta el punto de que hubo que cambiar de domicilio hace  tres años. Unas  obras en su domicilio de Eibar impedían que la madre de Esther pudiera salir de casa para pasear. Entonces decidieron trasladar su residencia a la casa en la que habitualmente veraneaban en Zarautz, que era as accesible.
Además Esther se encuentra en la situación de ser hija única, por lo que ella debe cargar con toda responsabilidad. A pesar de todo, siempre cuenta con el apoyo de su marido,<que la quiere mucho, y a su madre tambien> y, como no tiene hijos, se ve libre de un importante sobrepeso.
Hace cuatro años se ven obligados a contar con los servicios de una cuidadora, durante cuatro horas al día, En esas cuatro horas, Esther aprovecha para estar con las amigas de Eibar. Posteriormente, vuelve a casa con su marido, que trabaja en la localidad armera. 
Al igual que Magdalena y Mari Carmen, Esther ha empeñado parte de su vida en hacer que la de su ser tan querido sea más llevadera.

Periodista del Correo:Jorge Murcia 


Como las otras noticias  son tan largas como esta voy a hacer en varios posts. 

miércoles, 21 de septiembre de 2016

ARRUGAS EN LA SÁBANA " Al fin " II entrega del 18º Cp.

                      


  Salvador no se ha curado de la gripe y empeora por momentos, a pesar de estar de nuevo en la cama. Llama a su amada.

   — Hola Carmina, he tenido una semana imposible con toda esa tragedia y no he tenido tiempo ni de llamarte.

   — Salvador, si ha sido terrible todos estamos pendiente de las noticias, he leído la prensa y habéis seguido los acontecimientos en vuestro periódico día día, toda la actualidad. -Pero a otra cosa ¿Qué tal va  tu salud, cariño?

    —¡Mal! la fiebre no remite, me he cuidado poco esta semana y la gripe no se me cura, mi cuerpo no responde a los analgésicos, me temo que sin cuidarme y sin estar en la cama, no podré curarme. He llamado al médico y estoy en espera que venga a pasar la visita. ¿por qué no vienes a mi casa? estoy solo, Charo está visitando a su madre y yo necesito de tu compañía.

    — Enseguida voy, casualmente yo salía para mi estudio.

   Cuando llegó Carmina a casa de Salvador, el médico ya le había visitado, el pronóstico de su gripe  no era buena, había empeorado, la gripe ya es una neumonía y si no remite la fiebre con el antibiótico que le había puesto, tendría que ingresar en el hospital.  

   Salvador apenas pudo abrir la puerta, no se tenía en pie. Carmina le encontró muy desmejorado y le ayudó a meterse en la cama. Se sentó a la cabecera y le besó la frente.

   — Carmina te quiero, no sabes como te agradezco esta visita cielo, cuanto te he echado de menos, te necesito, te deseo, quiero estar contigo.

   — Si Salva, pero ahora tienes que cuidarte y hacer caso de lo que  te ha dicho el médico.

   — Aprovechemos el momento que estás aquí ¡ven abrázame!

  Carmina no se pudo negar, le acarició la frente y le besó en la mejilla. Salvador reaccionó y le atrajo hacia él, le devolvió el beso en la boca y la sostuvo entre abrazos.  

Carmina no quería forzar la situación pero, es que no veía bien a Salvador. Tampoco quería separarse de él y dejarle en ese estado.

    —¡Carmi, J`aime! como eres no me rehuyas. Ven amor, te necesito, hagamos el amor.  El médico me pinchó una inyección de antibiótico, estoy mejor y sabiendo que venias, me he tomado dos pastillas de Viagra.

  —¡Pero, Salva! ¿Cómo que has tomado dos pastillas? ¡eres terrible! ¿lo consultaste con el médico? no debiste tomar a la vez las dos medicinas, no sabes  que  reacción  te pueden  hacer.

  —¡Ya está hecho, aprovechemos el momento! quería probar los efectos de la Viagra estando contigo.  

    —¡Cielo estás loco!

    —¡Bella locura! te  adoro....

    Carmina se dejó llevar por ese impulso que todo lo puede en el amor. No hizo falta que él le quitara la ropa. Carmina se desnudó despacio como le gustaba a él, se quedó en ropa interior. Se metió en la cama, el periodista no tuvo que hacer nada más, Carmina tomó la iniciativa esta vez. Jugó con su cuerpo y Salvador se dejó llevar. Besó a muy despacio el torso de su amado. Jugó con sus manos, con susurros en la oreja mientras  le decía palabras cariñosas. 

  La pasión se volvió fuego en el momento que los dos cuerpos desprendían calor y olor, esto les atraía y con el deseo de encontrarse sus cuerpos se unieron. Muy despacio ella usó sus manos con delicadeza, tocó el falo a Salvador. Tenía miedo a que el periodista no reaccionara en su estado. Fue todo lo contrario, las pastillas de Viagra, estaba haciendo su efecto. Por primera vez desde que ha estado con Salvador,  pudo sentir su falo erecto dentro de ella. El vaivén  de sus caderas en unísono. El baile de sus cuerpos unidos, el roce, las caricias, musitando palabras de cariño al oído, sus jadeos eran música celestial. Carmina supo que era sentir a Salvador, hombre, sin dejar de ser sensual y sensible. Se retorcía de gusto sus manos buscaron de nuevo  la sábana, no la arrugó de rabia sino esta vez de placer.

  El momento sublime, que alargaron el mayor tiempo posible. Por primera vez Salvador eyaculó dentro de ella, se abrazaron, se besaron una y otra vez. Por primera vez Carmina supo que su amor por Salvador  no era una locura, y por primera vez  pudo sentir que su amor  por él iba  más  allá de su mente porque mandaba el corazón. 

   Carmina estaba contenta, Salvador mantenía la erección más  allá del tiempo, ella estaba agotada y Salvador extasiado de tanto placer. 

    A la vez su respiración fue del goce al jadeo, y... del jadeo a un paro respiratorio. Un dolor en el pecho dejó a Salvador sin respiración, Carmina asustada llamó  a urgencias y se lo llevaron  sin conocimiento
en ambulancia al hospital donde Salvador  llegó  sin vida.